10 motivos por los que amar el baby-led weaning – Nordic Baby
s

El Blog de Nordic Baby

  • 10 motivos por los que amar el baby-led weaning
  • Nordic Baby
  • alimentaciónaprendizajebebésBLWdesarrollomaternidad nórdica

10 motivos por los que amar el baby-led weaning

Ya te contamos en otra entrada en este blog qué es el baby-led weaning, pero hoy nos gustaría profundiza un poco más ya que creemos que este metodo de introducción de la alimentación complementaria está muy en consonancia con nuestra forma de ver la crianza. Por eso hoy te contamos 10 motivos por los que amar el baby-led weaning.

trona-treppy-completa

1. El baby-led weaning es más respetuoso con los ritmos del bebé

Tu bebé puede comenzar con el baby-led weaning, al igual que con cualquier método de introducción de la alimentación complementaria, cuando ya se mantenga sentado, demuestre interés por la comida y tenga cierta coordinación boca-mano. Si tu bebé muestra interés por masticar -algo que puede hacer sin necesidad de tener dientes-, ¿qué necesidad hay de enseñarle a tragar sin masticar para luego darle la vuelta al proceso?

2. El baby-led weaning ayuda a tu bebé en su desarrollo psicomotor

Porque es él quien se hace cargo de elegir la comida, cogerla y llevarla a su boca y después masticarla y deglutirla. Esto supone coordinar su agudeza visual, su sistema psicomotor, su habilidad con las manos...

3. El baby-led weaning es juego y experimentación

No esperes que tu bebé coma mucho sus primeras veces. De hecho, tal como recomiendan los expertos en nutrición y la misma OMS, la lactancia materna -o artificial- es el principal alimento hasta el año de vida. Siempre hay que ofrecer antes el pecho -o el biberón- y después la comida. Puede que el bebé quiera comer o puede que no. Puede que muestre interés por algo y lo chupe o mordisqueé y que pronto se canse y lo cambie por otra cosa. No te agobies y, sobre todo, no le metas la comida en la boca, él debe hacer su camino. Así es como aprenderá.

cuchara-aprendizaje-numnum

4. El baby-led weaning desarrolla una relación más natural con la comida

Porque este método de introducción de la alimentación complementaria permite que los peques se sigan rigiendo por sus sensaciones de apetito y saciedad. Comen cuando tienen hambre y dejan de comer cuando se sienten llenos. Este tendría que ser el patrón normal para todos... sin gula ;).

5. El baby-led weaning permite que el bebé tenga el control

El bebé decide cuándo comer, el qué y cuánta cantidad. Al principio hay que ofrecerle los alimentos de uno en uno para poder prestar atención a posibles reacciones alérgicas, pero según se vayan introduciendo puedes dejarlos a su alcance y que se sirva como en un bufé. Puede incluso que deseche algo inicialmente y luego vuelva a ello: no olvides que es "alimentación complementaria a demanda".

6. El baby-led weaning es más fácil

Porque no tendrás que preparar comidas diferentes para el bebé. Lo ideal es que adaptes la comida de los adultos -un poco menos de sal, que nunca viene mal a nadie- para que pueda comerla el bebé. Al comienzo el bebé comerá con las manos, pero después querrá usar cubiertos, como el resto de la gente a su alrededor. Para ese momento te proponemos nuestras cucharitas de aprendizaje de NumNum, que harán más fácil que la comida llegue al destino deseado... la boca de tu hijo.

7. El baby-led weaning favorece la relación familiar

Porque fomenta la comida como un momento de reunión y charla familiar. Estaréis todos sentados a la mesa compartiendo alimento, así que se sentirá integrado. Nosotras tenemos la trona ideal para ese momento: la trona evolutiva Treppy de Trol. Realizada en madera de haya, tanto la profundidad y altura del asiento, como la del reposapiés son regulables, por lo que siempre se adaptará a las necesidades de tu hijo. Como la bandeja es opcional, puedes poner al bebé en la misma mesa que los demás o comprar y que él sea dueño de su territorio.

trona-treppy

8. El baby-led-weaning favorece una alimentación más saludable

Como podéis ver en este estudio, los bebés alimentados a través de BLW tienden a elegir comidas más saludables que los que se alimentan con papillas. Además, también les gustan menos los dulces.

9. El baby-led weaning previene la obesidad

En ese mismo estudio también se afirma que los bebés BLW tienen un índice de masa corporal (IMC) menor que los bebés de toman papillas y purés, no atribuible al IMC paterno, clase social, ni al peso al nacer. Por tanto, tienen un riesgo menor de padecer obesidad tanto en la infancia como en la vida adulta, porque sus hábitos alimenticios son más saludables.

10. El baby-led weaning es más cómodo

Ni punto de comparación entre tener que preparar una papilla de frutas si sales de casa -o darle un preparado industrial- o echar una pieza de fruta al bolso. Rapidez para la vida moderna.

Estas son muchos de los puntos positivos del BLW pero también queremos contarte uno de los negativos: el baby-led weaning mancha. Una buena idea es colocar un trozo de plástico o un hule bajo la trona para que la limpieza posterior sea más fácil... y para poder recuperar algún trozo de comida y volvérselo a ofrecer.

¿Qué te parece hacer la introducción de la complementaria así? Nosotras estamos convencidas de que este método es muy NORDIC BABY.

Recursos: Una maternidad diferente, blog en el que podréis encontrar muchos recursos si vais a empezar a aplicar el BLW.

 

 

 

  • Nordic Baby
  • alimentaciónaprendizajebebésBLWdesarrollomaternidad nórdica