El porteo mantiene el contacto físico – Nordic Baby
s

El Blog de Nordic Baby

  • El porteo mantiene el contacto físico
  • Nordic Baby
  • desarrolloergonomíamaternidad nórdicaporteo

El porteo mantiene el contacto físico

porteo-mantiene-contacto-fisico

Los bebés nacen con el sentido del tacto desarrollado y es a través de él que empiezan a descubrir el mundo. 

Si el nacimiento se produce de forma natural y en un entorno de respeto, el primer contacto físico que mantiene un bebé es con su madre. Ese contacto es tan importante que, tras salir de dentro de su cuerpo, debería permanecer sobre ella, pegadito a su piel, durante, al menos, su primera hora de vida. Esto es lo que se llama la hora sagrada, ya que en ella se establece la impronta afectiva  y es un momento para conocerse y reconocerse, olerse, sentirse... y para iniciar la lactancia materna. 

Por todo ello podemos hacernos una idea de lo importante que es el contacto físico para nuestros hijos. El tacto es el primer medio de comunicación entre madre e hijo, a través del cual ambos comparten sensaciones y sentimientos. Cuando un bebé llora o se siente intranquilo una de las formas más instintivas para tranquilizarlo es tomarlo en brazos y acunarlo. Así, sintiendo su piel y escuchando los latidos de ese corazón que tan bien conoce, el peque encontrará la calma. 

Pero, ¿qué ocurre cuando tu bebé siempre necesita de contacto físico? Lo primero que hay que tener en cuenta es que el requerimiento de contacto es lo más normal del mundo. No hay que preocuparse, pero lo cierto es que te puedes ver un poco agobiada o sobrepasada por esa necesidad de tu hijo. Una de las situaciones más estresantes para las nuevas madres es escuchar el llanto incesante de su bebé. Puede que no te esté descubriendo nada nuevo cuando te lo digo, puede que ya lo hayas vivido. 

No nos engañemos, en los tiempos de las prisas y del estrés, la perspectiva de pasar buena parte de tu día -y de tu noche- con un bebé en brazos es difícil de digerir. No debiera serlo porque, en realidad, no hay nada más importante que cuidar al recién llegado, pero, para muchas de nosotras, ese frenazo en seco es muy complicado de gestionar. Recordamos cada tarea doméstica sin hacer como un lastre que nos ahoga. Y entre hormonas, llantos y agobios el puerperio puede hacerse muy duro. 

porteo-mantiene-contacto-fisico_bergman

Es en este momento en el que tener un buen portabebé a mano puede salvarte la cordura... o los nervios. Porque hay bebés que no se sienten seguros en ningún otro lugar que no sea el pecho de su mamá.

Y es que los niños no tienen un solo cerebro, sino tres: el cerebro reptil, el mamífero y el racional, siendo este último el que más tarde se desarrolla. Por tanto, debido a la supremacía de los dos primeros tipos de cerebro, el bebé está en un constante estado de alerta para sobrevivir.  Recuerda que no se vale por sí solo, que siempre necesita de otra persona. De su mamá.

Un portabebés te permitirá mantener a tu hijo pegado a ti, que él te note cerca y descanse escuchando el latido de tu corazón, respirando tu olor pero sin pararte, pudiendo usar las manos y continuar haciendo cosas, si eso es lo que te apetece hacer.. Es lo que se conoce como "porteo indoor".

También es fantástico para todos esos bebés que parecen tenerle alergia al carro, que rompen a llorar desconsolados en cuanto se les tumba. Una mochila portabebés como nuestras Ruckeli te permitirá disfrutar del paseo y de tu bebé. 

Porque los bebés no se acostumbran a los brazos, vienen con esa necesidad de serie. Tan natural como respirar.

 

  • Nordic Baby
  • desarrolloergonomíamaternidad nórdicaporteo